El shopping Costanera se proyecta como un megaproyecto que atraerá y cambiará el movimiento comercial de Encarnación. La construcción de cuatro pisos con subsuelo está en construcción y prevé estar terminada en octubre de 2020. Prevé la presencia de varios restaurantes de alta gama, franquicias de marcas internacionales, patios de comida adyacentes a cinco salas de cine con la última tecnología de visualización. Y estará conectada con una torre de oficinas que se proyecta como la más alta de la ciudad.

Guido Martínez, es gerente general de Inversionistas de Impacto la comercializadora del nuevo centro de entretenimiento. Contó que la esencia de la nueva construcción es visualizarse como un atractivo para el esparcimiento de la gran cantidad de turistas que se moviliza por la región.
“En total tenemos unos 10.000 metros cuadrados de áreas comerciales. Habrá un gran jardín de entrada, un subsuelo para los garages, un edificio de estacionamientos que va adherido a cada planta comercial. En el primer nivel tendremos cuatro restaurantes gourmets”, destacó mostrando los planos en las que se proyectan los lugares para los nuevos negocios.
El directivo inmobiliario recordó que la iniciativa del shopping se dio gracias a la visión de un desarrollador (Horacio Biga) que proyectó el primer hotel 5 estrellas de la ciudad. A partir de allí, se fijó que la gente que llegaba a Encarnación buscaba o consultaba sobre las actividades que se podían hacer en la ciudad. Con este dato el empresario comenzó a proyectar un lugar donde confluyeran las ofertas de esparcimiento para potenciar el movimiento y atractivo de la ciudad frente al río Paraná. “En el mundo, más allá de la oferta comercial, los shoppings están vistos como una necesidad de esparcimiento para las grandes ciudades”, comentó Martínez.

Y recordó que ya “hay varios locales que están alquilados. Tomamos una mezcla de lo que es el shopping en Asunción y la oferta que hay en el Nordeste Argentino. Vamos a trabajar casi en un 70% con franquicias. En el cuarto piso tendremos un amplio patio de comidas de entre 17 y 19 marcas. En tanto en la parte superior habrá cinco salas de cine, de las cuales una será especial (posiblemente 4D), no queremos adelantar nada, pero tendrá la última tecnología disponible en el mundo”.
Martínez recordó que el shopping se nutrirá de una oferta diversa para potenciar el movimiento de consumidores. “Al tener una alta cantidad de público en movimiento por el shopping eso lo hace atractivo para las grandes marcas. Y cuando lo pensamos no nos quedamos sólo con Encarnación, sino que vimos a todo el público de la región, que suma más de 2 millones de personas. Tenemos poblaciones cercanas relacionadas al agronegocio que tienen una capacidad de ingresos muy alta”, recordó.
Y resaltó que “se habla mucho de la triple frontera por problemas de contrabando y narcotráfico, pero también es cierto que es una de las zonas con mayor movimiento y crecimiento turístico. El PBI de nuestra región podría estar liderado por los ingresos que mueve el turismo”.
Desde el sector inmobiliario se estimó que la concreción del shopping Costanera demandará un movimiento de unos 50 millones de dólares. Y se proyectó que para asegurar el desarrollo comercial del proyecto tienen la posibilidad de financiamiento extendido. “Tenemos la posibilidad de ofrecer un bono para asegurar el financiamiento “sustentable” y a largo plazo de la obra”.

Desarrollo en toda la zona
Además del propio negocio del shopping, Martínez recordó que toda la zona se verá beneficiada con un mayor movimiento empresarial, que a su vez potenciará nuevos negocios. “Al lado del shopping se construirá una torre corporativa con un parking exclusivo. El parking creemos que también crecerá como negocio porque estamos ubicados a 300 metros de las playas encarnacenas, por lo que el movimiento automovilístico será intenso”.
Y resaltó el gran cambio en los últimos años en la ciudad: “Hace 20 años no se preveía este crecimiento. Hoy tenemos 80 hoteles y la cantidad de restaurantes es bastante importante”.

Más consumo de energía

Encarnación brilla. Y no es una descripción poética. Vista desde lejos, desde la costanera posadeña o en una fotografía aérea nocturna, la ciudad paraguaya se ve mucho más iluminada que años atrás. Según relevamientos de la Administración Nacional de Energía (Ande) de Paraguay
del 2014 al 2018 hubo un crecimiento promedio del 40% en el consumo energético de Itapúa. El departamento paraguayo pasó de consumir 554.373 MWh/año en 2014 a 775.328 MWh/año el 2018. El crecimiento es mayor si se observa el sector residencial donde hubo un alza del 45%
en esos últimos cuatro años.
El sector industrial, en tanto, aunque creció menos, avanzó un 25%. El crecimiento en la demanda energética coincide con la mayor cantidad de obras privadas que se visualizan en
el departamento, contando grandes edificios, viviendas familiares, nuevas zonas con alumbrado público entre otras. Destacan en tanto grandes construcciones que serán usuarios mayoristas de energía.
Fuente: Elterritorio.com.ar