En aproximadamente 20 días, se prevé la instalación de las primeras maquinarias en la cabecera paraguaya del futuro Puente de la Integración Paraguay-Brasil, en la ciudad de Presidente Franco, Alto Paraná. Las mismas serán transportadas mayormente en balsa, desde Foz de Yguazú, mientras que materiales de menor porte serán trasladados a través del Puente de la Amistad, anunciaron los responsables del consorcio ejecutor del proyecto, Construbase-Cidade-Paulitec.

Representantes de Itaipu, de la Aduana Paraguaya y de la Receita Federal de Brasil mantuvieron una reunión en Foz, a fin de definir la logística a ser empleada para el transporte de los equipos. El objetivo es interferir lo menos posible en el tránsito vehicular de la única pasarela internacional que hoy une a ambas naciones.

En el lado paraguayo, la primera obra a ser realizada será un dique artificial que evitará el desborde del río Paraná en la base del puente. Para el efecto serán utilizados un tractor de cadenas, una motoniveladora, una excavadora hidráulica, seis camiones tumba, un camión cisterna, compactadores, entre otras maquinarias.

Esta obra, que unirá las ciudades de Presidente Franco y Foz de Yguazú, marcará un antes y un después en la dinamización económica de la región, con la generación de más de 1.000 empleos, permitiendo una mayor integración regional para el intercambio comercial en la región. Propiciará, igualmente, el desarrollo de la zona norte del Alto Paraná.