Para elaborar una estrategia de Marketing Digital, la mayoría considera ciertos aspectos como el posicionamiento web, el público objetivo, la frecuencia y formatos de publicaciones, etc. Sin embargo, la velocidad de carga es un aspecto que se deja de lado y, a la vez, uno muy importante.

Controlar esta velocidad es clave para evitar una tasa de rebote alta. Más aún cuando nuestro objetivo es que los usuarios se conviertan en compradores en nuestro sitio web. Ellos tienen expectativas grandes, pues esperan que la web cargue en segundos.

Marketing Digital y la tasa de conversión

Si uno de tus objetivos es convertir visitas en clientes, esto es para ti. Además de cuidar tu contenido, debes cuidar que la navegación sea óptima y rápida, algo que se mejora optimizando la velocidad de carga. De lo contrario, corres el riesgo de que el visitante abandone tu web incluso antes de que cargue el artículo que quería leer.

El retorno de inversión

No es un término de moda, es uno de los factores claves a la hora de invertir en una estrategia de Marketing Digital. Mira algunos ejemplos de cómo la velocidad de carga influye en el retorno de inversión:

Amazon: La empresa de comercio electrónico señaló que 15 segundos de retraso en la carga costaría hasta 1,6 mil millones de dólares en ventas anuales.

Google: Señaló que ralentizar la velocidad de carga cuatro décimas de segundo significaría la disminución de 8 millones en el volumen de búsquedas.

¿Cómo influye en el móvil?

Los hábitos de consumo cambiaron y ahora el usuario exige mucha más velocidad, especialmente cuando navega por su smartphone. Google tiene en cuenta esto, por eso lanzó el proyecto AMP (Accelerate Mobile Pages), que consiste básicamente en un código HTML reducido y optimizado para móviles.

En Making Contents, por ejemplo, elaboramos una estrategia de Marketing Digital no solo basándonos en los parámetros clásicos, sino también en las tendencias actuales, en la tecnología, la velocidad de carga y otros detalles.

Por ejemplo, utilizamos herramientas para controlar la velocidad de un sitio web.

Una de ellas es Page Speed Insights, una herramienta de Google y de las más completas. Allí, es posible ver el sitio web en ordenador y en móvil y saber cuál es su velocidad en ambos casos.

 

Fuente: makingcontents.com