Picodi.com decidió investigar cómo difieren los precios de las películas en 2D y 3D, así como en días laborables y durante los fines de semana en los cines en América, Europa, Asia, África y Australia.

Desde 1895, cuando los hermanos Lumière presentaron al mundo sus imágenes en movimiento, el cine ha desempeñado un papel importante en el entretenimiento de masas. Durante la Gran Depresión, muchas personas solían ir al cine para huir de la amarga y dura realidad. En otros tiempos, no menos tempestuosos, el cine era un mecanismo de propaganda y popularización de ideas.

Sin embargo, este informe de Picodi no analiza la influencia del cine en el ser humano, sino el aspecto económico de los establecimientos. Por un lado, verificamos la diferencia entre los precios de las entradas 2D y 3D. Por otro, comparamos los precios disponibles en días laborables y durante los fines de semana..

Accesorio caro

En todos los países analizados por Picodi las proyecciones tridimensionales cuestan más que las bidimensionales. Y no sólo en América, sino también en otros continentes. Muchos cines han dejando la práctica de alquilar las gafas antes de cada película. En algunos lugares, los clientes pueden comprar unas nuevas o traer las suyas de la última proyección en 3D que vieron. Por cierto, el precio de tales gafas puede ser hasta cinco veces mayor que el precio disponible comprando al por mayor.

En algunos países la diferencia entre los precios de las proyecciones en 3D y 2D sobrepasa el 40%. Conviene mencionar que en Alemania, donde aparte de pago suplementario de €3 (10.851 pesos) por 3D, es necesario pagar €1 (3.617 pesos) adicional por las gafas. Esto significa que ver una película en 3D es 45% más caro que una proyección estándar.

Registramos una cuota adicional muy elevada por 3D también en Costa Rica (113%), en Puerto Rico (74%), en Bolivia (50%) y en Guatemala (45%).

En Colombia los pagos adicionales por las proyecciones 3D equivalen al 27% de las entradas 2D. Los países en los que se pagará menos por la posibilidad de ver éxitos cinematográficos internacionales en tres dimensiones son Arabia Saudita y la India (el 6% y el 7% respectivamente).

Después de convertir los precios de las monedas locales al dólar, resulta que las entradas más caras se encuentran en Japón y Gran Bretaña (los precios de las proyecciones durante el fin de semana son de $16,7 y $15,6 respectivamente), y las más baratas en Venezuela y México ($2,5 y $3,4).

Un fin de semana con palomitas

En la industria cinematográfica, la popularidad de las películas se mide principalmente por la asistencia y la recaudación durante el fin de semana de estreno. Los datos de varios cines en América y el mundo confirman que la mayor cantidad de los espectadores asiste a los cines los fines de semana. Estos días se vende entre el 55% y el 65% de todas las entradas de la semana.

En Colombia, los amantes de cine son obligados a pagar el 3% más por las entradas durante el fin de semana. En países como Indonesia y Guatemala, la diferencia entre los precios de las entradas durante los días laborales y el fin de semana puede alcanzar un incremento mayor de 50%. Sin embargo, en la mayoría de los países que forman parte de nuestra lista, los precios de las proyecciones de películas no varían durante la semana.

Metodología

Este análisis se basó en listas de precios publicadas en sitios web oficiales de las cadenas de cines. Se excluyen los cines independientes, las proyecciones de estreno y todas ofertas especiales. Además, analizamos las proyecciones nocturnas de títulos disponibles en julio de 2019 en uno de los cines en una ciudad capital. Finalmente, para la conversión de la moneda se utilizaron los indicadores del mes de julio de 2019.

 

Fuente: Picodi.com