La segunda generación del SUV alemán desembarca en Paraguay con un diseño más atractivo, ofreciendo una mayor versatilidad. Como los modelos del segmento superior de Audi, presenta un concepto totalmente digital de manejo y de pantallas, numerosas soluciones de infotainment e innovadores sistemas de asistencia. Todo ello asegura un confort adicional, como también lo hace el nuevo ajuste de suspensiones.

Miguel Carrizosa, presidente y director gerente de Diesa, junto a Alan Carrizosa, gerente de Audi, presentaron a la prensa las grandes cualidades del nuevo Audi Q3. El vehículo ya está disponible en las concesionarias de Diesa y Prestigio del Grupo Diesa.

Fuerza y presencia: el diseño exterior

El nuevo Audi Q3 tiene una imagen mucho más deportiva que su predecesor. La parrilla Singleframe con un diseño octogonal está dividido por ocho barras verticales. Junto con las grandes tomas de aire laterales, caracterizan a una masculina parte frontal, con su intensivo juego de luces y sombras. Los estilizados grupos ópticos se perfilan hacia dentro con forma de cuña. Audi los ofrece en tres versiones. La opción más avanzada son los faros Matrix LED que, con su luz adaptativa de largo alcance, iluminan inteligentemente el camino.

En la vista lateral se personifica el equilibrio del diseño exterior con la imagen simétrica que crean los faros delanteros y traseros. La línea de hombros los conecta estéticamente y proporciona una impresión general atlética, con musculosos pasos de rueda. Su contorno está inspirado en el ADN quattro de Audi y hace que este SUV parezca aún más ancho. En función de la línea, las molduras con color de contraste en los pasos de rueda realzan su imagen de todoterreno. En combinación con un largo spoiler en el borde del techo, que también rodea la parte lateral de la luneta, los pilares D ligeramente inclinados crean una sensación de impulso hacia delante.

Deportivo y orientado hacia el conductor: el interior

Con líneas nítidas y elementos de estilo tridimensionales, el interior es una continuación del diseño exterior y, en muchos aspectos, recuerda al de los modelos de segmentos superiores de marca. Su arquitectura armoniza a la perfección con el nuevo concepto de manejo. El salpicadero inferior en acabado black panel, rodea al elemento central del nuevo concepto de manejo: la pantalla MMI touch.

Al igual que los controles del aire acondicionado en la parte inferior, está orientado 10 grados hacia el conductor. Todas las pantallas, botones y controles están situados ergonómicamente. Los confortables asientos y la ubicación del volante proporcionan una posición de conducción deportiva.

Generoso y variable: el concepto del espacio

Comparado con su predecesor, el nuevo Audi Q3 ha crecido en prácticamente todas sus dimensiones. Mide 4.485 mm de largo, la anchura es de 1.849 mm y la altura alcanza 1.585 mm. Su distancia entre ejes, que aumenta en 77 mm, proporciona más amplitud y, al mismo tiempo, permite una mayor versatilidad. De serie, los asientos traseros pueden desplazarse longitudinalmente 150 mm.

El respaldo está dividido en tres secciones de proporciones 40:20:40 y cuentan con inclinación ajustable en siete posiciones. En función de la posición de los asientos traseros y sus respaldos, el volumen del maletero caría entre 530 y 1.525 litros. El suelo del maletero se puede ajustar en tres niveles y el estante divisorio se puede almacenar bajo el suelo de carga. El portón de apertura eléctrica, que también se puede abrir y cerrar con un movimiento del pie en combinación con la llave de confort, está disponible como opción en el acabado básico y de serie en las líneas Advanced y S line.

Mundo digital: controles y pantallas

Los conceptos de manejo de este SUV se han concebido partiendo desde cero. Audi apuesta por la digitalización frente a los instrumentos analógicos. Desde la versión básica se incluye de serie una pantalla digital de 26 cm (10,25 pulgadas), que el conductor maneja mediante el volante multifunción. Con el MMI Navegación plus, el Audi virtual cockpit ofrece muchas funciones adicionales, y la pantalla situada en el centro del salpicadero pasa a medir 25.7 cm (10,1 pulgadas)

Conectado inteligentemente: infotainment

El sistema superior de infotainment en el nuevo Audi Q3 ofrece las mismas funciones que en los vehículos de la marca pertenecientes al segmento superior. Una gama de módulos de hardware completa los sistemas de infotainment, incluyendo el Audi phone box, que enlaza el Smartphone del propietario del vehículo con la antena del auto y carga el teléfono de forma inductiva mediante el estándar Qi. Mediante el Audi Smartphone interface se enlazan los teléfonos IOS y Android de los usuarios, situándose los entornos Apple Car Play o Android Auto en la pantalla del MMI.

Conveniencia y seguridad: los sistemas de asistencia a la conducción

El conductor puede seguir las maniobras con el park assist, que dirige automáticamente el vehículo para entrar y salir del lugar de aparcamiento. Solamente tiene que acelerar, frenar y seleccionar la marcha. Si quiere salir marcha atrás de un lugar estrecho, se activan los sensores de alerta para monitorizar el área tras el vehículo.

El nuevo Audi Q3 llega a Paraguay con un motor 1.4 TFSI con 150 caballos de fuerza y caja de cambio s tronic de 6 velocidades. Inyección directa y turbo compresor, potentes, refinados y eficientes. El control de descenso que se activa con un botón mantiene la velocidad seleccionada al afrontar una pendiente con grandes niveles. El conductor puede variar las características del Audi Q3 en función de la situación, de las condiciones del camino o de sus necesidades personales, utilizando el sistema de conducción dinámica Audi Drive Select. Ofrece seis programas, desde uno claramente orientado al confort hasta el enfocado en la eficiencia pasando por el modo deportivo.

Alternativamente se ofrece una suspensión sport, de serie con el paquete S Line exterior, con una especificación más firme de los muelles y de los amortiguadores y una dirección progresiva. Su desmultiplicación se va haciendo más directa a medida que aumenta el ángulo de dirección, lo que mejora notablemente la agilidad.