Controles, free shops y reducción de cota de compras asfixian al comercio de CDE

El movimiento comercial en Ciudad del Este decaerá aún más si el Gobierno nacional no toma medidas para hacerlo competente, sostienen los empresarios y comerciantes locales. Al efecto negativo de los controles fronterizos se suma la creación de tiendas libres de impuestos (free shops) en Foz de Yguazú, la devaluación del real ante el dólar y la próxima vigencia –desde el 1 de julio– de la ley que establece la disminución de la cota de compras fuera del Brasil. Además, en el vecino país, el lunes 25 de junio de este año, autoridades, representantes de la sociedad civil organizada, Poder Ejecutivo y demás interesados tratarán el reglamento de la ley de las “lojas francas” en 29 ciudades de frontera.

 

La crisis política que experimenta Brasil y que repercute en su economía es un factor perjudicial para el comercio de Ciudad del Este. El movimiento es cada vez peor en la zona céntrica, en comparación a años anteriores, lamentaron los empresarios.

En tanto, en Foz de Yguazú se realizará una audiencia pública el lunes 25 de junio del año en curso en la Junta Municipal, donde participarán autoridades, representantes de la sociedad civil organizada, Poder Ejecutivo y demás interesados, quienes discutirán el reglamento de la ley de las tiendas libres de impuestos.

Ante esta situación, Juan Antonio Santamaría, representante del sector empresarial en la capital departamental, explicó que actualmente todo el proceso para hacer frente a los free shops está muy lento. Dijo que buscarán con el próximo Gobierno ver las alternativas para atenuar la creación de estas tiendas libres de impuestos en Foz de Yguazú.

También informó que la reducción de la actividad comercial en los últimos 20 días es de casi 80%, debido a la menor capacidad de compras de los compristas brasileños. El jueves último, el real superaba la barrera de las cuatro unidades por cada dólar.

La instalación de las tiendas libres de impuestos en 29 ciudades de frontera fue sancionada por Ley Federal 12.723/2012 y autorizada por la Receita Federal, a través de una instrucción normativa, publicada en marzo de este año. Como las ciudades tendrán que aprobar leyes municipales para regular la instalación de las tiendas francas, mucho viene discutiéndose, principalmente sobre la estructura, la localización, los horarios y la logística para que los free shops entren en funcionamiento.

 

COTA DE COMPRAS

En la frontera del lado paraguayo el desánimo es aún mayor ante la próxima entrada en vigencia, desde el 1 de julio, de una ley promulgada por el Gobierno brasileño. La normativa establece la reducción del cupo que permite a los brasileños comprar en el extranjero y llevar a su país por carreteras. Esa cota, que actualmente es de 300 dólares, bajará a 150 desde el próximo mes.

 

MARGINADOS

Por otra parte, ante rumores de que pequeños comerciantes del microcentro de Ciudad del Este no son tenidos en cuenta para la toma de decisiones que afectan al comercio, Ángel Cabrera, referente de los trabajadores de la vía pública, negó que sus pares se sientan marginados por los empresarios y las autoridades.

Remarcó que la situación del comercio entre Ciudad del Este y Brasil es una cuestión política que compete al empresariado buscar las vías para mejorar la actividad comercial en la zona.

 

TURISMO INTERNO

Cabrera dijo que el movimiento comercial en la zona céntrica se debe al turismo interno. “Generalmente las ventas provienen de los compradores de la zona. Los sábados se suele registrar más compradores del vecino país. Actualmente, salvan el pan las ventas a los compatriotas”, recalcó.