CENSU S.A., representante de la marca Suzuki, realizó su primera evaluación técnica en el marco del “Suzuki Service QualificationSystem (SSQS) – Silver Level”, el pasado miércoles 22 de mayo en las instalaciones del taller de la casa matriz, ubicado sobre la Avda. Artigas.

El evento dió lugar al inicio de una nueva etapa de certificación de técnicos y mejora de la calidad del servicio.

En esta oportunidad fueron evaluados los técnicos Lucas Barrios, Carlos Orrego, Marcelo Cañete, Donato Escobar, Alberto Orué y Humberto Galeano, bajo la supervisión del Ing. MasahiroKato, representante de SMC, y de los instructores técnicos de la empresa automotriz.

El nivel plata abarca las áreas de diagnóstico de fallas del motor, verificación de averías con herramientas de escaneo computarizado, sistemas de suspensión y propulsión del automóvil.

Preparación

Para cada nivel, SMC previamente forma a los entrenadores de la región en un curso de una semana de duración en el extranjero, en el cual participan instructores técnicos de los países de Latinoamérica, Centroamérica y el Caribe. En representación de Paraguay asisten los técnicos Hugo Olmedo y Julio Cáceres.

Posterior a recibir la certificación de Entrenadores Autorizados de Suzuki (SAT, por sus siglas en inglés), retornan al país a preparar a los técnicos para la primera evaluación con representantes de la fábrica.

Una vez finalizado el periodo de preparación, el representante de la fábrica asiste al primer examen práctico con el objetivo de verificar las instalaciones y herramientas requeridas para las pruebas, así como también evaluar a los entrenadores en su desempeño.

El programa de entrenamiento SSQS inició en 2016 con cursos en línea, y en 2017 se llevó a cabo la primera evaluación técnica del Nivel Bronce. Al transcurrir el 2018, la evaluación y posterior certificación de técnicos se extendió a su red de sucursales y talleres de servicio autorizado en el país.

Evaluación de habilidades técnicas

El total de la evaluación para este nivel se divide en dos partes, y cada una lleva el 50% de la calificación final. Cada prueba se encuentra cronometrada y por tanto, el técnico debe finalizar en el tiempo establecido, de lo contrario no aprueba. Por un lado, el examen de habilidades de diagnóstico computarizado y control de fallas del motor que refiere mayormente a fallas relacionadas con sensores y actuadores. Y por el otro, la verificación de los componentes de la suspensión y propulsión del vehículo.

Actualmente la empresa cuenta con la certificación del Nivel Bronce, y Plata en su etapa inicial. El objetivo de la certificación es estandarizar los procesos que permitan optimizar los tiempos de entrega del servicio para brindar un excelente trabajo que garantice así la seguridad y el confort de los usuarios de la marca en el país y alrededor del mundo.