La Cámara Paraguaya de la Construcción (Capaco), nació hace casi 24 años con la finalidad de mejorar los estándares de calidad de las obras privadas y públicas en Ciudad del Este y alrededores. Hace un año, la organización firmó un convenio con la Municipalidad de Ciudad del Este, otorgando a la Capaco la labor de fiscalizar los trabajos relacionados a infraestructura, encarados por la entidad municipal.

Se trata de un acuerdo sin precedentes a nivel nacional, que distingue y resalta a la asociación de profesionales de la construcción.

El presidente del gremio, ingeniero Roberto Caballero Vázquez, dijo que el principal objetivo de sus miembros es colaborar con la urbanización, planificación, y mejor las condiciones de todas las edificaciones de la ciudad.

“La Capaco nace de la necesidad de arquitectos e ingenieros de asociarse y unificar los criterios. También de la necesidad de seguir capacitándonos de acuerdo a los avances. Empezamos con una serie de charlas”, apuntó el profesional.

Roberto relató que la Capaco ante el problema de la infiltración de la mano de obra no formal extranjera, al igual que nacional, que no tributaba, además de hacer trabajo no profesional, es decir, eran constructores empíricos.

“Los brasileños trabajaban en nuestro territorio sin patentes. Es un problema que persiste mayormente en las colonias”, remarcó.

Apuntó que gracias al intenso lobby de la Capaco ante la Municipalidad de CDE, esta institución realiza controles para expedir patentes profesionales, pues solamente es otorgado a ingenieros y arquitectos. Enfatizó que gracias a la apertura de la comuna, existen construcciones de primera en el distrito.

“Velamos por que el que va a construir tu casa sea arquitecto, ingeniero, o una empresa legalmente constituida, con residencia en el lugar, y que se haga responsable de lo que está haciendo y de una eventual mala praxis. Defendemos la mano de obra paraguaya”, insistió.

Actualmente, la Capaco cuenta con 60 miembros de los distritos de Ciudad del Este, Hernandarias y Presidente Franco.

El ingeniero destacó que existe un cambio sustancial en el ámbito de la construcción, puesto que han aumentado las exigencias de la población en cuanto a vivienda, plazos y sobre todo, calidad.

FISCALIZAN OBRAS DE LA MUNICIPALIDAD DE CDE
Caballero habló sobre la transcendental tarea de la fiscalización de las obras, tanto en el ámbito privado, como en el sector público, por eso, las verificaciones que se realizarán en la capital del Alto Paraná, son de vital importancia para el desarrollo de la ciudad.

“Se puede tener el llamado a licitación más transparente, pero si no hay fiscalización, las cosas no pueden salir bien. Se presenta una gran necesidad de contar con fiscales especializados. Verificamos las obras del Fonacide, con fondos propios y de todo tipo”, manifestó Caballero.

Enfatizó en lo fundamental de contarse con un proyecto urbanístico y de desarrollo para calles, viaductos, edificios, entre otros.

La firma de dicho convenio es un hecho histórico, dado que existe antecedentes en Paraguay de un municipio que haga convenio con una asociación de técnicos.

“Es único en nuestro país, es algo que nos llena de orgullo y vemos los resultados en eso, porque la mismas empresas constructoras que antes no eran fiscalizadas se ven forzados a mejorar su trabajo. Estos trabajos iniciaron desde este año. Si una obra está mal hecha, se comunica a la municipalidad, que notifica al contratista para que haga bien su trabajo”, resaltó.

PROYECTOS VIALES
Además destacó que la Capaco se encuentra trabajando en un plan vialidad de circulación vehicular en CDE, con el destacado técnico, Luis Pereira, con el fin de descongestionar el tráfico.

Apuntó que la meta de la Capaco es ayudar a los inversionistas a hacer conocer sus derechos y obligaciones, y la ley que obliga a hacerse cargo de las fallas por mala praxis en las obras

“Es importante que el inversionista tenga claro eso y que exija a su constructor que se haga cargo de los desperfectos”, apuntó.

“Hoy día las obras tienden a ser más delicadas, lindas, y los propietarios quieren mejor calidad. CDE y los distritos de los alrededores cada vez tienen mayor poder adquisitivo y eso hace que las construcciones sean cada vez más modernas”, puntualizó.

Los profesionales de la Capaco tienen una capacitación constante, y conocen la importancia de la formación de una sociedad entre los mismos, porque dicho rubro evoluciona constantemente.