Altas temperaturas del verano y nuevas tendencias de consumo dispararon un 35% la venta de helado “impulsivo”

Las altas temperaturas registradas en todo el país en esta reciente temporada de verano, arrojaron muy buenas noticias para el sector heladero, el cual mostró cifras de venta muy positivas en relación a los últimos años, sobre todo en ciertos segmentos en particular.

Según datos propios de Amandau, la cadena de heladerías más grande del país con más de 190 locales en todo el territorio nacional, y por ende con información representativa del sector, las cifras totales de venta de helado del segmento “impulsivo” crecieron en esta “temporada alta” un 35% en relación al mismo período del año anterior. Esta categoría está integrada por todos aquellos productos pensados para el consumo al paso.

Una de las causas que explican el fuerte incremento de este segmento son las nuevas tendencias de consumo del cliente local quien, sin dejar de inclinarse por el helado “a granel”, se vuelca cada vez más a este tipo de opciones de fácil portabilidad y sabrosas combinaciones.

Pero también este verano positivo para el sector estuvo claramente impulsado por las altas temperaturas registradas, con picos muy elevados que dispararon las ventas, como así también por las bajas precipitaciones, sobre todo los fines de semana, que es el momento de mayor venta.

La tendencia del “impulsivo”

Según las cifras de Amandau, los meses de diciembre y enero fueron muy positivos en cuanto a crecimiento de su segmento de “impulsivos”, pero la mayor suba interanual se registró en febrero, superándose ampliamente las expectativas para ese mes del año, con un incremento del 67% en relación a febrero del 2017.

Sin embargo, el clima no sería la única explicación de una “temporada alta” por demás positiva. “Está claro que los crecimientos tan importantes en general son multicausales, y entendemos que esta no es la excepción. Al margen de haber disfrutado de un verano con temperaturas sumamente favorables para el sector, en el caso concreto de los impulsivos de Amandau este aumento coincide con el lanzamiento de ocho nuevos productos entre fines de 2017 y principios de 2018, entre palitos y postres para compartir en casa; también entendemos que estas cifras tan positivas pueden haber sido motivadas por la bonanza económica del país, y por un buen movimiento de diferentes sectores de la economía a comienzos de un nuevo año”, explica Jorge Leoz, Presidente de Amandau.

A tono con estas expresiones, el producto de mayor rotación en la temporada alta en el caso de Amandau fue justamente uno de sus recientes lanzamientos: el “Palito Osito”. Su salida al mercado

generó un “boom” de consumo, sobre todo entre los más pequeños de la casa, y su impacto en las ventas en estos primeros meses del año ha sido por demás llamativo.

“Los auspiciosos resultados que estamos obteniendo con estas variedades que antes no eran habituales de Amandau, como los palitos y los postres, nos están llevando a un nuevo nivel como empresa, y al desarrollo de muchas otras opciones de alta aceptación; además estamos preparando para este año muchas otras sorpresas que muy pronto daremos a conocer, y que generarán un altísimo impacto a nuestros clientes y amigos”, adelanta el Dr. Leoz, quien asegura que el siguiente objetivo es seguir trabajando para “eliminar la estacionalidad” (desaceleración de ventas en invierno), y que los récords no se den ya solo en verano, sino también en la época fría del año.