Si postulaste a una oportunidad laboral y ahora tienes una entrevista, quiere decir que fuiste elegido entre muchos postulantes para estar en esa posición. Te entrevistarán para saber si tú eres el candidato que están necesitando, ahora la tarea es convencerlos de que eres lo suficientemente bueno para conseguir el puesto. La clave es la preparación previa a la entrevista. He aquí cinco maneras inteligentes de prepararse para una entrevista de trabajo:

Lenguaje corporal y ropa adecuada

Lo importante durante una entrevista es el lenguaje corporal. Nunca dejes  que el entrevistador sienta que no estás interesado en la entrevista. Mantén tu  postura corporal y siempre sonríe al responder las preguntas. Vístete adecuadamente  ya que la imagen que proyectas dirá mucho de ti.

Anda preparado

Si estás preparado, te sentirás más confiado. La confianza tiene mucho que ver con la forma en que te presentas a un empleo. Resalta tu buena actitud y tu entusiasmo. Nunca te olvides de hacer preguntas, pero sólo cuando te las pidan. Tus preguntas demuestran tu interés por  la empresa y que deseas unirte y ser parte de ella.

Busca información acerca de la empresa

Antes de ir a la entrevista, infórmate sobre la empresa. Si puedes busca la ubicación con anticipación para que no llegues tarde. Visita su sitio web para que puedas encontrar  la información necesaria. Infórmate sobre qué trata la oferta de trabajo a la que postulaste y pide una descripción de las actividades a realizar.

Muestra respeto

Escucha con atención al entrevistador, no importa si consigues el puesto o no, un entrevistador  te está dando una oportunidad para tu crecimiento profesional y por lo tanto merece respeto. Pon el celular en “modo silencioso” antes de ir a la entrevista o en todo caso apágalo para evitar algún tipo de inconveniente.

Piensa  antes de responder

Espera unos segundos después de que el empleador deje de hablar para asegurarte si oíste la pregunta completa. No te desvíes del tema, ni respondas directamente. Asegúrate de contestar todas las partes de la pregunta del empleador con fluidez y claridad.

Ten en cuenta que es necesario evaluarse y encontrar áreas en las que se puede mejorar. Estos son algunos consejos que te pueden ayudar a dejar una buena impresión en tu próxima entrevista de trabajo.