Pese a que estancarse en las teorías no es del todo correcto a la hora de crear una gran imagen de marca, será necesario tener en cuenta las herramientas y los libros para descubrir nuevas formas de conectarse y crear significado con los clientes, además de estimular nuevas formas de pensar y nuevos modelos para usar

La revolución tecnológica permite que una marca muestre con más facilidad todo lo que tiene que ofrecer a más gente. Es decir, alcanza más público y más potenciales consumidores de los que hubiera llegado hace años. Sin embargo, esto también quiere decir que hay que ampliar los esfuerzos para que una empresa pueda construir su marca de forma que sea un ejemplo para otras. Y de esta forma, conseguir una gran marca que llame la atención de los potenciales consumidores.

Tal y como apunta Branding Strategy Insider, “las marcas nunca están terminadas y hay que descubrir nuevas formas de conectarse y crear significado con los clientes. Necesitamos las herramientas y los libros que estimulen nuevas formas de pensar y que nos brinden mejores modelos para usar”.

Sin embargo, hay que tener claro que estancarse en las teorías no es del todo correcto para poder construir una gran marca. Será necesario pasar a la acción y poner en práctica todo lo aprendido en esos libros que nombramos con anterioridad. Eso sí, alejándonos un poco para ver las cosas con perspectiva.

En ese sentido, Branding Strategy Insider nos resume 3 puntos clave que hay que seguir para dar el primer paso a la hora de conseguir una gran marca:

Contar con excelentes productos y servicios

Este punto está claro: si no cuentas con excelentes productos y servicios, no podrás construir una gran marca. Si bien es cierto que en un mundo conquistado por la tecnología será necesario agregar nuevas características a nuestros productos para que llamen la atención, estas deben estar basadas en las necesidades de los clientes no en las tendencias o novedades que no tengan un sustento detrás.

Cuidar a los clientes (y a los empleados)

Una buena marca necesita contar con un feedback positivo en todas las actividades que realice. Tiene que generar confianza, un buen servicio y contar con el conocimiento y la experiencia necesarias para poder enfrentarse a su ámbito de trabajo diario. Una de las ideas que recoge Branding Strategy Insider es contar con un cliente misterioso que se ponga en el lugar de los clientes a la hora de tener una experiencia con su marca. Además, no hay que dejar de lado a los trabajadores. Una buena estrategia con ellos, puede convertirlos en los mejores embajadores.

Crea campañas publicitarias que diferencien la forma de mostrar su producto frente a la competencia

Diferenciarse de la competencia es un trabajo de fondo. Y continuo. Puede que la competencia se esté moviendo a pasos agigantados para posicionarse de nuevo o asentarse. Una gran marca deberá utilizar esos movimientos para crear una publicidad audaz que muestre el poder de esa marca.

 

Fuente: MarketingDirecto